Cómo dominar las flexiones

Las flexiones es,probablemente, el ejercicio más popular de peso corporal en el mundo. Esto es, en parte,  porque se puede realizar en cualquier lugar, sin la necesidad de mucho espacio o cualquier kit.

Pero sobre todo es eficaz, trabajando tu pecho, core, tríceps y hombros, si lo haces bien, claro está. Pero aún hay más, este movimiento clásico tiene un gran número de variaciones que trabajarán los músculos de la parte superior del cuerpo en nuevas y desafiantes formas, para promover el crecimiento de la masa muscular, mejorar la estabilidad del hombro y la movilidad, y quemar grasa corporal para obtener un torso más definido.

Así que si nos ha hecho un flexiones porque supuso un trauma por los castigos en la escuela, ahora podría ser el momento para que reconsideres tu opinión sobre ellas y convertirlas en una nueva pieza en tu programa de entrenamiento.

Sigue leyendo para descubrir cómo realizar la presión perfecta y averiguar cómo puede utilizar el movimiento con mayor eficacia para tonificar mejor tu cuerpo.

Consejos para la forma de hacer flexiones

“La capacidad de realizar innumerables flexiones puede intimidar, pero si eres serio acerca de querer aumentar el volumen del tronco superior y fuerza, entonces la calidad es mucho más importante que la cantidad”,

Esta es una afirmación hecha por el famoso entrenador James Stark.(que no tiene nada que ver con la casa de Invernalia 😉 ) “Si obtienes tu forma de flexionar absolutamente correcta, cada repetición te ayudará a ganar volumen y fuerza”.

Sigue estos consejos para dominar el movimiento y agregar músculo más rápido.

Ancho de las manos

Coloca tus manos a la misma anchura de los hombros con los brazos rectos y los hombros, los codos y las muñecas alineados.

En esta posición, con todas las articulaciones de los brazos alineados, trabaja los músculos sin colocar un exceso de estrés en las articulaciones.

Posición de la mano

Tus dedos deben estar ligeramente extendidos y apuntando hacia adelante, con tus manos formando  un ángulo recto con tus antebrazos.

Mantener una fuerte posición de la muñeca mantiene las articulaciones del brazo alineadas para minimizar el estrés articular y formar la configuración más estable.

Movimiento del codo

Iniciar el movimiento doblando los codos para bajar el pecho hacia el suelo.

El movimiento de los codos hacia los lados aumenta la resistencia, pero sube la presión sobre los hombros. Mantenerlos a los lados trabaja más los tríceps.

Altura ideal de la cadera

Tus caderas deben permanecer en línea con sus hombros para equilibrar el cuerpo.

Mantener las caderas hacia arriba mantiene el cuerpo estable, lo que permite que los músculos se centren en la realización de repeticiones de alta calidad en lugar de estabilizar el tronco.

Ancho del pie

Mantener los pies con el mismo ancho de la cadera. Colocándolos más lejos lo hace más fácil y juntarlos lo hace más difícil.

Cuanto más juntos estén tus pies, menos estable estará tu cuerpo, lo que significa que tus músculos deben trabajar más duro cada repetición.

Profundidad de la flexión

Cuanto más acerques el pecho al suelo, será mejor porque esto hace que los músculos que trabajan se mueven a través de una gama más completa de movimiento.

Cuanto más profundo se pueda ir, más fibras musculares se activan. Manten las repeticiones lentas para trabajar más duro.

Dale duro a tus flexiones

Aumenta tu número personal de flexiones con estos consejos de larga duración formulados por expertos.

0-10: “Comienza por dominar el patrón de movimiento y luego haz una repetición deteniéndote en la parte superior, para distribuir gradualmente la fuerza de la parte superior del cuerpo”, dice el entrenador James Stark.

11-30: “Una vez que llegas a las figuras dobles intenta ralentizar la parte excéntrica, o bajar la profunidad de cada flexión para aumentar la carga de trabajo en los músculos-objetivo”, dice Stark. “Luego flexiona de nuevo con fuerza para atacar tus fibras musculares de contracción rápida”.

31-50: “Ahora te encuentras en una situación más seria, por lo que necesitas mantener los músculos trabajados fuera de la zona de confort para flexionar cada vez más fuerte”, dice Stark. “Prueba uno o dos segundos de pausa en la parte inferior para aumentar la tensión aún más”.

50+: “Si ganar volumen y fuerza es tu objetivo, entonces necesitas seguir progresando para hacer movimiento más difícil”, dice Stark. “Abre los pies más que las manos para subir la resistencia, o trata deaplaudir entre repeticiones, lo que requiere de un poder explosivo.”

¿Qué os parecen los consejos de “Lord” Stark, de Flexionalia?

Seguro que si los sigues conseguirás los resultados deseados

Hasta pronto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *